“Queremos una universidad libre” (de meritocracia)

Así amaneció esta mañana la capilla de la Universidad Autónoma.
Así amaneció esta mañana la capilla de la Universidad Autónoma.


Anoche, un grupo de personas forzó la cerradura de la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid, hizo unas pintadas -las que se ven en la foto-, arrojó pintura y causó algunos destrozos. Los atacantes firmaron su acción con una nota cuyo contenido transcribo en su integridad, porque, sinceramente, no tiene desperdicio.

“La universidad lleva años fabricando personas para beneficiar a los grandes poderes económicos. Lleva años sucumbiendo a los poderosos que a cambio de una propina insignificante para sus bolsillos. Lleva años adoctrinando a los futuros explotados por el sistema capitalista en el que poco importan las personas al lado de los beneficios.

Nos enseñan a obedecer órdenes, a competir con nuestros compañeros por tener un mejor expediente, o a creernos superiores a los demás por estar en la universidad o tener mejores notas.

Nos obligan a pagar unas tasas que solo algunos podemos pagar, a memorizar palabras que poco o nada nos importan, o a renunciar a nuestro espíritu crítico con lo que nos cuentan.

Del mismo modo que el sistema capitalista, la Iglesia lleva años adoctrinando, enseñando a cumplir órdenes y estableciendo una moral que beneficia únicamente a unos pocos. Lleva años reprimiendo y maldiciendo a todo aquel que se salga de lo establecido, de unas leyes o normas morales a las que debemos subyugarnos.

Esta acción pretende despertar ese espíritu crítico que no quieren que tengamos, quieren hacernos sentir vivos y reclamar esa universidad libre que todos buscamos cuando pasamos selectividad. No queremos una universidad en la que no formen personas sino máquinas.

No aceptamos que la universidad ceda un espacio a una institución como la Iglesia. Y menos cuando podía servir para recuperar servicios que les han sido arrebatado a los estudiantes.

No queremos una universidad que responda a los poderes económicos ni a los eclesiásticos.

Queremos una universidad libre, una universidad a la que todo el mundo tenga acceso y en la que no se margine ni se castigue a nadie por salirse de la normalidad. Queremos una universidad que forme personas críticas.

Por todo esto os decimos que os rebeléis y os sintáis vivos.

Por todo esto decimos que fuera las empresas de la universidad.

Por todo esto decimos que fuera las iglesias de la universidad.

Quisieron enterrarnos pero olvidaron que éramos semillas. La lucha es el único camino.”

No voy a entrar a valorar si es lícita o no la presencia de capillas u otros centros de culto en universidades públicas. No es ese el debate. Un ataque a una capilla, a una mezquita o a una sinagoga tiene como único objetivo ofender a aquellos que practican esas religiones. Es miserable y mezquino en cualquier circunstancia. Para sacar los centros de culto de las universidades hay otras muchas vías. Y, desde luego, el espíritu crítico se fomenta con la lectura, leyendo y escuchando todo tipo de opiniones. No se me ocurre cómo se crea espíritu crítico esparciendo pintura por el suelo y las paredes.

La capilla es solo una excusa para quienes dicen amar la libertad, cuando lo único que aman es su propia libertad, basada en el revanchismo y el sectarismo. Llaman especialmente la atención algunas de las palabras del panfleto que han dejado los atacantes, que aseguran querer una “universidad libre”. ¿Libre de qué? Pero aún llama más la atención una frase que es toda una declaración de intenciones:” Nos enseñan a a competir con nuestros compañeros por tener un mejor expediente, o a creernos superiores por tener mejores notas”. Es el anuncio del asesinato de la meritocracia. Quieren sacar de la universidad las capillas y la meritocracia.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

24 thoughts on ““Queremos una universidad libre” (de meritocracia)”

  1. “No voy a entrar a valorar si es lícita o no la presencia de capillas u otros centros de culto en universidades públicas. No es ese el debate.”
    Precisamente sí, ese es el debate que abren cuando reclaman una universidad laica.

    “Un ataque a una capilla, a una mezquita o a una sinagoga tiene como único objetivo ofender a aquellos que practican esas religiones.”
    Eso es un juicio de intenciones. ¿Cómo sabes tú que su objetivo es ofender? Sobre todo cuando en propio panfleto dice “Esta acción pretende despertar ese espíritu crítico que no quieren que tengamos”. Pero se ve que tú, que ni siquiera sabes quién lo ha hecho, sabes que mienten y que su intención no es la que ellos mismos dicen sino ofender. Cuando acabes con la bola de cristal me la pasas, por favor.

    Me gusta

    1. Discrepo contigo Jaime. Muchos se han sentido ofendidos con este acto, el panfleto podrá decir lo que quiera, y yo te puedo llegar a aceptar que su intención última no era la de ofender, pero el problema es que han ofendido.

      Me gusta

      1. Estoy seguro de que ha ofendido a muchos. Pero lo que dice el autor es que era esa y no otra la intención. Y por lo que veo tú estás de acuerdo conmigo en que se pasa juzgando sus intenciones.

        Ahora abres otro debate muy interesante: ¿Qué pasa si alguien se ofende? ¿Automáticamente está mal si (intencionadamente o no) ofende a alguien? ¿Está el derecho a la libertad de expresión limitado a lo que no ofenda a nadie?
        (Cuidado, aquí hay bandalismo y para nada defiendo eso, pero también ofenderían con una pancarta en la calle)

        Te puedo poner muchos ejemplos de cosas que sin intención ofenden a mucha gente (que tendrá sus razones para sentirse ofendida) en los que seguro que no aprecias nada malo. Siempre habrá alguien con la piel muy fina que se ofenderá por algo. ¿Cómo marcarías el límite de lo que es o no es ofensivo, siendo que nadie puede medir cómo se siente otra persona?

        Le gusta a 1 persona

    2. La universidad es laica. Simplemente hay una capilla.

      Yo soy ateo, en mi universidad había una capilla que nunca pisé, y a mi no me molestó para nada. Simplemente no iba.

      Le gusta a 1 persona

  2. “Esta acción pretende despertar ese espíritu crítico que no quieren que tengamos” Yo también querría que se despertara en ellos ese espíritu crítico que creen tener y no voy a reventar sus asambleas para despertárselo. Sencillamente, respeto sus espacios y sus ideas. Cosa que estos energúmenos no hacen.

    Me gusta

    1. Está muy bien que respetes sus espacios y sus ideas, de verdad. Pero la sala que han pintado no es tu espacio, ni el de la iglesia. Es una sala de una universidad pública y (supuestamente) atea. Si la iglesia católica practicara sus cultos en “sus espacios” nadie iría a reventar una misa. De hecho no sucede en las iglesias, sino en los espacios públicos usados como iglesias. Ese es el matiz.

      Me gusta

      1. Atea no, en todo caso aconfesional. Una Universidad Pública que también contribuimos a mantener los católicos. No veo ningún problema en que se nos ceda un mínimo espacio dentro de ella para el culto. A nadie le obligan a ir. Como nadie está obligado a visitar la cafetería 😉 Un espacio que no sólo utilizamos los católicos, al menos cuando yo estudiaba. Y te recuerdo que en iglesias que nada tienen que ver con la Universidad han aparecido pintadas amenazantes.

        Me gusta

      2. No sé qué entiendes tú por aconfesional, pero tener una capilla claramente católica no parece muy aconfesional.
        Los católicos también contribuyen, claro. Y los del Betis. Y los fans de Metallica. Hacemos una sala para cada colectivo que también paga impuestos?

        Me gusta

      3. Por la misma regla de tres, la universidad pública no sebería estar politizada. Y es acojonante lo politizada que está y lo sectaria que es. Y el mayor y mejor ejemplo, además de las pancartas constantes, que el populismos de izquierdas ha resurgido al amparo de esas aulas y ahora ES un partido político…

        Le gusta a 1 persona

      4. Vivimos en un estado laico pero no en un estado apolítico, así que esa regla de tres no se puede aplicar.
        Y no sé por qué extraña que estudiantes de política tomen parte de la política.

        Me gusta

      5. Y cediendo una sala a un credo concreto (porque en la imagen se ve que no se trata de una sala de oración multiusos) dónde queda la aconfesionalidad?
        No es laica, por eso muchos pedimos que lo sea. Sobre el papel y en la práctica.

        Me gusta

  3. Estoy totalmente de acuerdo con Manuel Marlasca en que hay otra vías para conseguir que no se permita la existencia de capillas en las Universidades, si eso es lo que creen que es justo.

    Me gusta

  4. Hay constancia de los autores? por qué ahora? con qué intencionalidad? a quiénes señalaran o han señalado ya los dedos índices? Hay otros hechos en el contexto que puedan tener alguna conexión? Con qué antecedentes y estereotipos se asociaran? en qué medios se le dará más relevancia ?

    Un ataque a una capilla, a una mezquita o a una sinagoga ¿tiene como único objetivo ofender a aquellos que practican esas religiones?

    ¿Es el anuncio del asesinato de la meritocracia.? ¿Quieren sacar de la universidad las capillas y la meritocracia?

    ¿Se pretende dirigir el debate de la opinión pública o es un mero acto inconsciente de unos descerebrados faltos de la más mínima empatía y respeto por las creencias de los demás?

    Puede ser complejo y complicado plantearse preguntas antes de emitir o proferir conclusiones, pero siempre tendremos la tranquilidad en nuestra conciencia de que hacemos más méritos que deméritos en procurar ser justos.

    Un cordial saludo a todas las personas de buena voluntad.

    Le gusta a 1 persona

  5. Madre mía… Tal cual… Hablas de sectarismo para hablar a favor de la iglesia, lavirgendeguadalupeydelapalomatambien… Hay una peli que te va a gustar… “Spotlight” se que te va a molar y vas a ver de que sectarismos estás hablando, ese en el que te dicen como puedes ir vestida si eres mujer a las procesiones… Culpar a la gente de sectarios cuando la iglesia es lo más sectario que existe… En fin, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra… Y murió lapidado… Sectarismo es la única palabra que para mi describe mejor a las iglesias, seos, catedrales, capillas, mezquitas y demás movidas raras de religiones y cultos a imágenes…

    Me gusta

    1. cuanta sabiduría, lo tuyo es de campeonato. A ver que día limpiamos la universidad de partidos y sectarismos ideológicos al servicio del poder o de los comecocos anti-todo!

      Me gusta

  6. Es un ataque Nazi. Similar a las incursiones que hacían los mismos en los barrios judíos de Alemania.
    La reivindicación de las ideas siempre debe ser pacífica. Me río de los q esgrimen q la universidad es aconfesional. La presencia de una capilla les ofende? Pues vayan a quejarse al rector. La universidad tb es apolítica y está llena de CARTELES, PEGATINAS, q tenemos q limpiar con nuestros impuestos y ASOCIACIONES POLÍTICAS con espacios habilitados.

    Me gusta

  7. Es un ataque Nazi. Similar a las incursiones que hacían los mismos en los barrios judíos de Alemania.
    La reivindicación de las ideas siempre debe ser pacífica. Me río de los q esgrimen q la universidad es aconfesional. La presencia de una capilla les ofende? Pues vayan a quejarse al rector. La universidad tb es apolítica y está llena de CARTELES, PEGATINAS, q tenemos q limpiar con nuestros impuestos y ASOCIACIONES POLÍTICAS con espacios habilitados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s