El vendedor de crecepelo

crecepeloTorres

Trajeados, con sombreros de copa altos, a bordo de destartalados carricoches y con la compañía de una especie de asistente, los vendedores de crecepelo iban de pueblo en pueblo en el lejano oeste, colocando productos de propiedades milagrosas. Diego Torres debió ser una suerte de moderno vendedor de crecepelo en el mundo de “los proyectos” y “la consultoría”, los términos que lleva repitiendo desde el martes hasta la extenuación.

 

El ex profesor de Esade y socio de Iñaqui Urdangarin lleva más de 14 horas contestando a las preguntas del fiscal y las acusaciones. Su estrategia está clara: ustedes pregunten lo que quieran y yo les contestaré a lo que me dé la gana. Con imagen de solvencia, pertrechado con voluminosos maletines y un ordenador portátil Mac, ha decidido declarar con la única intención de tratar de arrollar, confundir y agotar a a las partes, exhibiendo miles de documentos para justificar los sablazos que el Instituto Nóos le asestó a las administraciones de Baleares, Valencia y Madrid, que es exactamente lo que se juzga estos días en la Escuela de Administración Pública Balear, convertida en Audiencia Provincial. Su plan se quebró en parte cuando el fiscal Pedro Horrach disparó su primera pregunta: “¿Qué es Koblenz?”. Torres se tambaleó porque ZZKoblenz era el nombre en clave de una de las cuentas corrientes abiertas en un banco de Luxemburgo con las que el profesor desvió dinero desde Nóos. En las cuatro primeras horas de interrogatorio del fiscal, Horrach desmadejó al procesado dejando al descubierto el entramado internacional usado para trasladar los fondos saqueados.

Pero Torres tomó un segundo, un tercer, un cuarto y un quinto aire. Se vino arriba y dijo que estaba “como loco” por enseñar las facturas que Hacienda no le admitió, habló de sus “proyectos”, “estudios”, “publicaciones”, citó a expertos y expertas de impronunciables y a veces hasta cómicos nombres que trabajan en universidades lejanas, hizo referencia a la “red de ciudades”, se empeñó en explicar lo complicado del “mundo de la consultoría”... Es decir, llenó la sala de humo, el mismo humo con el que debió confundir a los responsables políticos de Baleares, Madrid y Valencia, haciendo aparecer entre el humo a la figura de Iñaqui Urdangarin, que toma notas sin parar durante el testimonio de su ex socio.

Y entre el humo, Torres lanza sus habituales recados para tratar de demostrar que la Casa del Rey aprobaba y tutelaba todo lo que tenía que ver con el Instituto Nóos. Sobre los ocho millones de euros en las más de 400 facturas cruzadas entre todas las empresas de Nóos, no hubo respuesta. Sobre los trabajadores ficticios de las sociedades de Nóos, dijo que eran encuestadores y que servían para agilizar la optimización fiscal. Sobre el entramado internacional para sacar millones de euros, todo fue idea y obra de Miguel Tejeiro... Y mucho más humo: “plan estratégico”, “inteligencia de mercado”, “implementación”, “área de comunicación”, “acedémicos reputados”, “gestión de logística”… Y tras 14 horas nadie sabe aún qué se hacía en Instituto Nóos. Tal y como le preguntó la abogada del Estado a Torres, “¿qué cambio produjo Nóos en la sociedad?”

Sorprende que en las dos primeras sesiones, la otras veces inflexible presidenta del tribunal, Samantha Romero, haya dado a Torres una manga anchísima, permitiéndole hacer largos monólogos sobre cuestiones que nadie le ha preguntado, dejándole interrogar a los letrados que le preguntan, dejándole ofrecer su crecepelo. Y Torres ha llegado a creer que está dando una clase en Esade, en un plató de televisión o delante de un responsable político al que poder colocar su humo. Pero está en un juicio en el que el fiscal pide para él más de 15 años de cárcel.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s