Corruptos del mundo: traten bien al contable

tejeiro
El contable de Francisco Correa, José Luis Izquierdo, intentó comerse el pendrive que contenía el Santo Grial del caso Gürtel, toda la información referente a las mordidas que la red de Correa pagaba a los políticos populares. Uno de los contables de Al Capone, Louis Shumway, fue el testigo que Elliot Ness empleó para poder condenar al jefe de la mafia de Chicago por delitos fiscales. Marco Antonio Tejeiro, un boticario nombrado contable del Instituto Nóos por su cuñado, Diego Torres, ha sido hasta el momento el principal ariete del fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach. 

Doce horas ha durado el testimonio de Tejeiro, un tipo de aspecto anodino y de voz monocorde. En ellas, el hermano de Ana Tejeiro, la esposa de Torres, ha desgranado todas las prácticas de la supuesta entidad sin ánimo de lucro dirigida por su cuñado y por el marido de la infanta Cristina de Borbón y Grecia, Iñaqui Urdangarín. Por el proyector de la sala de audiencias, han pasado centenares de facturas, correos electrónicos, certificados de retenciones, nóminas… El fiscal preguntaba al contable una por una y el contable contestaba lacónicamente, pero con una contundencia que debía hasta doler físicamente a Urdangarín y Torres. Facturas falsas, dobladas, hechas por trabajos nunca realizados, trabajadores ficticios, nóminas de empleados irreales que se cobran en cheques y acaban en los bolsillos de Torres y el ex Duque de Palma… Marco Tejeiro iba añadiendo delitos y años de condena con cada una de sus palabras, sabedor de que él será condenado a dos años de prisión y no entrará en la cárcel gracias al pacto que rubricó con el fiscal en 2014.

Horrach sabía que el contable era una mina. Y la ha explotado durante tres jornadas del juicio para cimentar el edificio probatorio contra los dos máximos responsables de Nóos. También lo ha empleado para que atornillase su teoría respecto a Cristina de Borbón: la infanta no hacía nada en Aizoon, no tomaba ninguna decisión, solo la vio un par de veces… Por tanto, no tendría responsabilidad en los delitos de su marido, tal y como ha sostenido el fiscal, contra el criterio de su ex amigo el juez Castro.

El juicio de Nóos no ha hecho más que dar sus primeros pasos, pero desde esa sala ha llegado un mensaje claro a todos los corruptos del mundo: hay que tratar bien al contable. A Tejeiro le despidieron cuando las cosas se empezaron a torcer en Nóos.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s