“Éticamente intachable”


Espejo Público, el programa de Antena 3 en el que colaboro desde hace unos meses, ha emitido esta mañana una entrevista con Jesús Neira de Albert Castrillón, pocas horas antes de que el profesor fuese condenado a 1.800 euros de multa por conducir bajo los efectos del alcohol.
La entrevista no tiene desperdicio. Neira, lejos de mostrarse mínimamente arrepentido o apesadumbrado por haber sido sorprendido conduciendo con una tasa de alcoholemia que triplicaba la máxima establecida por la ley, ha aparecido como un tipo arrogante, rayano en la chulería, retando a su propia jefa, Esperanza Aguirre, a que le echase, “porque yo no voy a dimitir porque no he hecho nada malo”. Neira ha atribuido su incidente de tráfico a “un montaje” y se ha calificado como “éticamente intachable”.
Horas después de la sentencia, Neira ha dejado de ser cargo público, porque la presidenta de la Comunidad de Madrid –genio y figura– ha decidido cargarse el organismo que presidía Neira. Estará contento y recuperará su vida, como ha dicho en la entrevista, una vez fuera de la Administración. Una vida en la que confío que sean incompatibles el alcohol y la carretera, un comportamiento exigible no sólo para Neira, sino para cualquier ciudadano. Y, éticamente, que decida ser todo lo intachable que considere. Pero que antes aprenda a ser un ciudadano.

Anuncios