La historia del banquero que perdió la cabeza por una prostituta húngara, esta semana en Interviú

Santiago Blázquez, apoderado del Banco Santander hasta diciembre de 2008, está acusado de haberse apropiado de tres millones de euros de las cuentas internas de la entidad y haberlos desviado a cuentas ajenas al banco. Casi dos de esos tres millones de euros fueron a manos de Ilona Hajas, una prostituta húngara, veinte años más joven que Blázquez y a la que, según dijo el acusado a la policía, conoció en un bar de copas de Madrid.
Durante cuatro años, según contamos esta semana en Interviú, el apoderado del Departamento de Extranjeros del Banco Santander hizo 300 transferencias irregulares. Las que no acababan en las cuentas de Ilona, terminaban en un depósito del que eran titulares el propio Blázquez y su esposa, que llevaban un altísimo tren de vida hasta que, el pasado mes de marzo, el apoderado fue detenido.
La impunidad de la que había disfrutado durante cuatro años acabó por un error: una vez prejubilado, en diciembre de 2008, regresó a su puesto de trabajo y probó si las claves con las que llevaba cuatro años estafando a su propio banco funcionaban. Al comprobar que seguían sirviendo, se transfirió 20.000 euros, lo que hizo saltar, ahora sí, las alarmas del banco.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s