Fin del trayecto


Se acabó. La nueva fuga de Emilio Rodríguez Menéndez terminó ayer, jueves, en Buenos Aires, a poca distancia de donde terminó la de hace tres años, en la que también estaba acompañado por su fiel esposa, Vanessa Palomar. Ahora llega la hora de depurar responsabilidades, de averiguar quién le facilitó su salida de España, quién le ayudó en Paraguay para burlar a la policía durante casi un mes… Pero el objetivo principal se ha cumplido: detener y poner ante un juez al prófugo. No en vano, hasta Sudamérica se desplazó un veterano comisario y un nutrido grupo de policías de la Comisaría General de Policía Judicial, que han hecho lo posible y lo imposible por lograr ese objetivo. Aquí tampoco hay rocambolescas conspiraciones ni complicidades del abogado con los aparatos del Estado, como he leído por ahí. Lo que pase a partir de ahora con Don Emilione será cosa de la justicia argentina. Al menos hasta que vuelva a España.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s