Los códigos de la profesión


Uno no deja de sorprenderse en este trabajo. Para lo bueno y para lo malo. Llevo más de dos décadas dedicado a esto y aún tengo margen para el asombro. Como soy viejo y, sobre todo, aprendí de veteranos reporteros, tengo grabados códigos no escritos, pero válidos en esta profesión y que deberían ser inviolables. Como soy viejo, aún me sorprendo de que esos códigos se atropellen días tras día. Me explico: ayer, lunes, Luis Rendueles y yo publicábamos una exclusiva en Intrerviú: la conversación interceptada por la Guardia Civil en la que Ana Obregón encarga a su escolta, Eloy Sánchez Barba, que le dé una paliza a Jaime Cantizano.
La noticia ha causado gran revuelo –mucho mayor que la verdadera trascendencia de la misma– y, ya se sabe, en río revuelto… La culpa debe ser nuestra. Como explicaba en el post anterior, no somos amigos de participar en programas de televisión, sobre todo en los que abordan asuntos de la prensa del corazón. No sabemos de eso y nuestra especialidad es bien distinta.
Pues como nosotros –insisto, los autores del reportaje–, no aparecemos en ninguna tele, ya hay quien ha decidido autodenominarse “el reportero de Interviú que investigó al guardaespaldas de Ana Obregón”. Ni más ni menos. La frase se puede leer en referencia a Juan Luis Galiacho, que hasta ha concedido una entrevista con sus revelaciones, en la web de 20 minutos. El mismo Galiacho apareció el viernes en el programa de Jaime Cantizano no sé muy bien en calidad de qué, pero ahí está. Haciendo caja a costa del trabajo de otros. Espero ansioso que publique en algún lado todas sus investigaciones.

Espero también las revelaciones de otro periodista que aparece hablando de información de sucesos en no sé qué programa exactamente. Se llama Nacho Abad. El pasado viernes dijo varias cosas sobre el tema. Una de ellas, que “Ana Obregón podría haber encargado a su guardaespaldas que le buscase las cosquillas a un famoso.” Ahora, recorre los platós sacando pecho. Pues enhorabuena, Nacho. Pero me sorprende que con toda esa información que, por lo visto, tenías, no contases nada más. Seguro que en los próximos días aportas nuevas revelaciones.
Durante todo el día de hoy, la noticia más vista de la web de El País es la que tiene el siguiente titular y que ha publicado también la edición escrita:“Ana Obregón pidió a su escolta que le diera una paliza a Jaime Cantizano”. A los lectores de Interviú les sonará el titular, porque es el mismo que se podía leer en la revista el día anterior. Y la historia también es la misma. En esos códigos de los que hablaba al principio también se dice que hay que citar a los compañeros. Sobre todo cuando tu periódico tiene esa buena costumbre.

Anuncios

Publicado por

manuelmarlasca

Reportero, jefe de Investigación de La Sexta. Copresentador de Más Vale Tarde (La Sexta), Territorio Negro (Onda Cero) y colaborador de Espejo Público (Antena 3). Lector y corredor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s