Esperando la sentencia

El próximo 31 de octubre, a las 11 de la mañana. Ése es el día D y la hora H. En ese momento, el magistrado Javier Gómez Bermúdez comenzará a leer la sentencia que condenará a los autores del peor atentado de la historia de Europa. A medida que se acerca esa fecha, los ecos de las extrañas teorías conspiratorias paracen regresar desde el rincón en el que quedaron enterrados tras el juicio. No queremos que este punto de encuentro y de diálogo se convierta en un nuevo foro para confrontar a dos sectores de la sociedad que parecen ya irreconciliables. Lo hemos escrito ya varias veces: no somos analistas ni queremos pontificar. Lo único que hemos hecho en el libro es contar lo que sabemos sobre el 11 de marzo. Y lo que sabemos, como dice el título, no va a gustar a casi nadie. Porque unos y otros tienen motivos para ponerse colorados. Eso sí, ni unos ni otros llegaron jamás a decir que los cuerpos de los suicidas de Leganés fueron trasladados hasta allí congelados; ni pidieron la exhumación de las víctimas de los atentados; ni aseguraron que el ataque terrorista fue obra de la ‘mafia policial’. Eso merecería otro libro y a todos esos, la sentencia les va a dar igual. Seguirán con su verdad. Aquí tenéis la primera entrevista que nos han hecho acerca del libro.

Anuncios

Hechos, no teorías

‘Una historia del 11-M que no va a gustar a nadie’ lleva ya cinco días expuesto al más exigente de los juicios, el de vosotros, el del público, y aún no tenemos datos sobre su acogida, al margen de los comentarios que algunos vais dejando en esta página y en algunas otras. Precisamente, la referencia hecha en el blog Peón gris a nuestro libro ha desatado toda una serie de comentarios, la mayoría de ellos descalificatorios, a nuestra obra, algo que no tendría mayor importancia si los autores de esos comentarios hubiesen leído el libro. Pero no parece que les haga falta leer, porque ya tienen su verdad. Nosotros no estamos en posesión de ninguna verdad. Como contamos en la presentación y en las primeras páginas del libro, todas y cada una de las páginas del mismo son fruto de la detenida lectura del sumario y de decenas de entrevistas con personas que han estado relacionadas con los atentados de una u otra manera. En el libro no hay una sola teoría, ni una suposición… Hay hechos, los hechos que se han podido acreditar y demostrar mediante investigaciones policiales, pruebas periciales y mediante nuestro trabajo. Y, naturalmente, entre esos hechos hay errores garrafales, chapuzas, precipitaciones, descoordinaciones… Toda una galería de despropósitos que seguramente facilitaron la comisión de los atentados del 11 de marzo. En el último capítulo podéis leer un detallado análisis de todas estas chapuzas y cómo algunas de ellas sirvieron para dar aliento a los partidarios de la teoría de la conspiración. O de las conspiraciones. Porque, ¿con cuál nos quedamos? ¿Con la de los servicios secretos marroquíes? ¿Con la de las células socialistas de la policía y de la guardia civil? ¿Con la de la colaboración entre ETA y Al Qaeda? Nuestro libro es información, porque nosotros somos reporteros. No somos analistas, ni tertulianos, ni editorialistas, ni articulistas… Somos dos reporteros. Por ello, en la última parte del libro hemos querido recopilar gran parte de la abundante información que fue hallada en las memorias USB y en los discos duros de los terroristas que murieron en Leganés. Eso es información y ese es nuestro trabajo: informar. Las teorías las dejamos para otros.

Ahora vosotros tenéis la palabra


Es nuestro tercer libro y era nuestra tercera presentación. Pero los nervios eran los mismos que con el primero. Como hemos dicho durante el acto, este libro nos ha costado mucho escribirlo. Sólo la insistencia de nuestros más allegados y de nuestra editora ha hecho posible el nacimiento de ‘Una historia del 11-M que no va a gustar a nadie’. Y sólo la presencia de nuestros amigos, compañeros y familiares ha hecho posible hoy que hayamos presentado en sociedad nuestro libro. Allí han estado viejos amigos, como Mar Hedo, Agustín Valladolid, Gonzalo López Alba, Alberto Pozas, Fernando Olmeda, Ana Santos, Techu Baragaño, María Pardo… Compañeros de Interviú, con nuestro director, Manuel Cerdán, al frente… Compañeros de profesión, como Jorge A. Rodríguez, Nati Villanueva… Y, naturalmente, estaban nuestras familias al completo.


Gracias a todos por vuestro apoyo incondicional. Ahora, sólo vosotros, los lectores, decidiréis si nuestro esfuerzo ha merecido la pena, si el libro va a gustar a alguien. Y ya podéis leer la primera crítica en el blog de Fernando Olmeda.

EL PAIS cita nuestro reportaje del robo en la Biblioteca Nacional

Jesús Duva es uno de los mejores reporteros de nuestro país. Lleva ya tres décadas impartiendo magisterio de periodismo del bueno y de honradez profesional. Guarda las esencias de códigos ya casi extinguidos en nuestra profesión. Por eso hoy tenemos motivos para enorgullecernos. En la edición de hoy de El País, Jesús escribe un magnífico reportaje acerca de la recuperación en Nueva York (EEUU) de uno de los cuadros de Ptolomeo sustraídos en la Biblioteca Nacional. Además, aporta detalles nuevos sobre el modus operandi del ladrón. Y Duva tiene la elegancia de citar nuestro trabajo en Interviú esta semana para completar su reportaje con datos aportados por nosotros. Lo dicho: códigos en vías de extinción que Jesús sigue guardando.

Los secretos del robo de la Biblioteca Nacional, esta semana en INTERVIÚ



No fueron dos mapas de Ptolomeo. Ni cuatro libros dañados. El ladrón de la Biblioteca Nacional se llevó diecinueve páginas de diez libros distintos entre 2004 y el pasado verano, cuando se descubrió el robo que costó el puesto a Rosa Regás, la directora de la entidad. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ni siquiera sabe a ciencia cierta la identidad del ladrón, que solicitó un carné de investigador a nombre de César Gómez Rivero. Pero ese nombre no está, como contamos esta semana en Interviú, en las bases de datos de pasaportes y documentos de identidad españoles. Además, el ladrón dio como domicilio la sede de El Corte Inglés de la calle Serrano. En Interviú podéis ver esta semana las diecinueve imágenes de las hojas sustraídas, su valoración –hecha por expertos– y algunos datos de la forma de operar de este peculiar ladrón, que regalaba bombones a los vigilantes y hasta donaba libros.

Presentamos nuestro libro ‘Una historia del 11-M que no va a gustar a nadie’

El próximo martes, 9 de de octubre, fecha de la publicación de ‘Una historia del 11-M que no va a gustar a nadie’, presentaremos nuestro libro a medios de comunicación y amigos. El acto será en la sede del Grupo Planeta (Paseo de Recoletos, 4) a las 12 del mediodía. Durante la presentación proyectaremos unos vídeos inéditos, que los terroristas que se suicidaron en Leganés guardaban en sus ordenadores. Alguno de ellos horrorizará, otros sorprenderán y esperamos que todos interesen a los que se animen a acompañarnos en el acto que da certificado de oficialidad al nacimiento de nuestro tercer libro.

Gracias, Fernando Olmeda

Fue nuestro jefe –uno de los más cabales que hemos tenido–, es nuestro amigo y ha sido el primero en darnos la bienvenida a este gran espacio, que es la red. El blog de Fernando Olmeda, escritor y periodista, ha sido el primer lugar en el que se ha mencionado esta página que estáis leyendo. Y también el primero en el que podéis leer algo sobre nuestro libro, ‘Una historia del 11-M que no va a gustar a nadie’. Gracias, Fernando, por tu bienvenida, por tus palabras sobre el libro y por tu lealtad durante todos estos años.